Mitómanos y seriéfilos, el nuevo videoclip de Beach House, para el tema ‘Wishes’, es un fantástica y extraña pieza dirigida por Eric Wareheim y protagonizada por Ray Wise, al que todos conocemos por haber encarnado al padre de Laura Palmer en ‘Twin Peaks’. 

El descanso de un partido nunca había dado tanto de sí. Ni siquiera el de la Superbowl. Todo tiene un halo de emotividad y magia, difícil de describir.

Recordemos que esta canción pertenece a ‘Bloom’, el último disco de Beach House, que resultó ser el mejor del año pasado, para nuestra página.

En el descanso de la Superbowl, pudimos ver la nueva promo del talent show, ‘The Voice' que emite la NBC (y cuyo formato llegará próximamente a España vía Telecinco). El resultado es una espectacular (y ‘tarantiniana’) pieza de un minuto protagonizada por los cantantes y miembros del jurado del programa: Christina Aguilera, Adam Levine (de Maroon 5), Blake Shelton y Cee Lo Green, que luchan a muerte por encontrar… LA VOZ.

¿Quién será?

Risas aseguradas.

       

No como Reina del Pop sino como una auténtica faraona ha hecho aparición Madonna en su actuación en el descanso de la Superbowl. Prometía espectacularidad y ha cumplido de sobra. 

En apenas 13 minutos la cantante ha enlazado ‘Vogue’, ‘Music’, su nuevo single, ‘Give me all your luvin’, unas breves notas de ‘Open your heart’, ‘Express yourself' y 'Like a prayer' para terminar.

Todo ello sin parar de bailar y acompañada de LMFAO, (con quienes fusionó sus hits ‘Party Rock Anthem' y 'Sexy and I know it’), M.I.A, Nicki Minaj, Cee Lo Green (que apareció acompañado de un grupo percusionista estilo militar) y un coro gospel.

Un espectáculo audiovisual perfectamente montado y coreografiado, en el que, salvo un ligero traspiés y el playback habitual de este tipo de shows, es imposible no caer rendido.

God save the Queen!

Christina Aguilera ha sido la encargada de cantar el himno americano, durante la Super Bowl que se celebró este fin de semana en Estados Unidos.

Este momento especialmente emotivo para el público norteamericano, es un acontencimiento con una cuota de pantalla de cifras astronómicas y es seguido prácticamente por todo el país. Este año,  la cantante ha salido bastante escaldada, al haberse olvidado de parte de la letra e inventarse alguna estrofa del himno

El público más conservador no la perdona, y ella ha salido en su defensa con este comunicado: "Sólo puedo esperar que todos puedan sentir el amor que le tengo a este país y que el verdadero espíritu de su himno fue interpretado de todas maneras”.

Atención a la solemnidad del acto y a la cara de emoción contenida de los deportistas, por no hablar de los cazas surcando el estadio en el momento final.

Made in EE.UU 100%