La belleza

Después de sus colaboraciones con Luis Cerveró, para su nuevo single, ‘It Girl’, Pharrell ha estrenado esta obra de arte producida por el artista Takashi Murakami, y dirigido por Mr.Fantasista Utamaro

image

Un torrente creativo de imágenes que beben del manga, del anime, del videojuego y la estética tumblr, todas ellas características de su inabarcable universo visual, combinadas para contarnos una historia de amor de verano, de una forma un tanto diferente.

Se agradece que Pharrell y otros tantos, sigan apostando por nuevas propuestas estéticas a la hora de presentar su trabajo, sobre todo cuando ya han alcanzado unas cotas de fama y popularidad, en las que es fácil acomodarse.

Recordemos que Murakami ya había colaborado hace años con Kanye West (otro gran entusiasta de la parte artística de su trabajo) en el vídeo de ‘Good Morning' que incluso pudo verse proyectado en el Museo Guggenheim de Bilbao, con motivo de la retrospectiva dedicada al artista. 

Ojito al temazo que se ha currado Röyksopp para su nuevo álbum. Se trata de ‘Skulls’, el tema que abre ’The Inevitable End’, un significativo título para el que será el último disco del grupo.

Pero no nos alarmemos, el dúo noruego no se retira, sólo se refieren a que despues de éste, no publicarán nunca más ningún disco en formato físico.

El álbum tendrá 12 temas, en el que colaboran junto a Susanne Sundfør, Jamie McDermott o Robyn, con la que recientemente publicaban un exitoso EP, y en donde podremos encontrar una versión alternativa de  ’Monument’, el tema que abría este trabajo conjunto. 

Röyksopp Announce Final Album The Inevitable End, Share New Song

The Inevitable End’ saldrá a la venta el 11 de noviembre.

Sin palabras ante el cambio de registro y el tono de ‘Inherent Vice’, la película que supone el regreso de Paul Thomas Anderson, después de la impresionante experiencia que fue ‘The Master’.

Aquí el director adapta la novela ‘Vicio propio' de Thomas Pynchon, y nos presenta una comedia con elementos de cine negro, cuyos referentes están más cercanos a los de ‘Agárralo como puedas' que a los de Billy Wilder.

Los Ángeles. Finales de los años 60. Joaquin Phoenix interpreta a Doc Sportello, un detective al que acude su ex, para que le ayude a encontrar a su último amante, un magnate inmobiliario. Éste será el inicio de una historia que comienza a enredarse cada vez más hasta convertirse en la locura que podemos ver en el trailer que acaba de ver la luz.

Junto a Phoenix (nuevamente transformado para la ocasión), nos encontramos un reparto jugoso y muy variopinto: Josh BrolinKatherine WaterstonOwen WilsonBenicio del ToroReese WitherspoonMartin ShortMichael K. Williams,Jena MaloneMaya Rudolph, Eric Roberts y la cantante Joanna Newsom.

Repiten colaboradores habituales: la banda sonora de Jonny Greenwood y la fotografía  de Robert Elswit, habitual en prácticamente toda su carrera (menos en ‘The Master’) y ganador del Oscar por ‘Pozos de Ambición’.

Y para rematar tenemos esta joya de cartel, firme candidato a convertirse en el mejor del año.

Compro!

inherent_vice_poster

image

Qué maravillosa locura la de contar la historia del reinado de Amadeo de Saboya, con esa falta de pudor, libertad absoluta, y por qué no decirlo, cierta pretenciosidad. Es evidente que no estamos ante una película al uso, como básicamente todo el cine producido por su director, el inclasificable Luis Miñarro (que va de Apichatpong Weerasethakul a Javier Rebollo, pasando por Naomi Kawase o Manoel de Oliveira). Pero desde el punto de vista formal, su propuesta no puede ser más estimulante: cine digital, mezcla de idiomas (se dialoga en castellano y catalán durante todo el film), anacronismos musicales, mucha simbología, y un perturbador erotismo y gusto por lo sensorial.

De terrible actualidad, por su crítica a una España atrasada y pobre, su discurso en pos de una modernidad inalcanzable, traspasa la pantalla convirtiéndose en una poderosa y extrañísima declaración de intenciones.

'Stella Cadente', Luis Miñarro, 2014

En esta revisión del mítico monstruo japonés, destaco sobre todo el prólogo y su intención de hacernos olvidar la fatídica versión de Roland Emmerich, gracias a ese tono bigger than life, que se ha puesto tan de moda últimamente. Pero está claro que mantener la delgada línea que separa a un guión tirando a serio de la pirotecnia de una historia de estas características, es muy complicado. En la reciente ‘El amanecer del planeta de los simios’, esta fórmula funcionaba a la perfección, pero en ésta película la cosa chirría en algunos momentos. Sobre todo en aquellos en los que el guionista se empeña en ahondar en el drama personal de los personajes, cuando realmente aquí lo que importa es el bicho. Señores, no nos pongamos solemnes, que estamos hablando de Godzilla.

Yo a una película a esta escala le pido básicamente lo que sí me daban ‘Pacific Rim’, ‘Jurassic Park’ o ‘The Host’. Y los que sois fans, ya sabéis a lo que me refiero.

'Godzilla', Gareth Edwards, 2014